CMI Moncloa adopta el ácido hipocloroso para tratar el área quirúrgica

CMI Moncloa es la primera clínica sin internación en España en adoptar el ácido hipocloroso en la desinfección de su área quirúrgica. La desinfección de quirófanos es crucial para prevenir infecciones postoperatorias y garantizar la seguridad de pacientes y personal médico.

En CMI Moncloa, tras analizar diversas alternativas, hemos adoptado el ácido hipocloroso para realizar esta importante tarea. En esta decisión han sido fundamentales aspectos como la seguridad para pacientes y médicos, la facilidad de aplicación y una eficacia prácticamente total, ya que la reducción de patógenos que provoca este método de desinfección es del orden de 6 logaritmos, es decir, de una posible concentración de un millón de patógenos, quedaría a lo sumo un único individuo tras la aplicación de esta sustancia.

¿Qué es el ácido hipocloroso?

El ácido hipocloroso (HOCl) es un compuesto natural generado por el propio sistema inmunológico humano, usado por los glóbulos blancos para combatir infecciones, destruir patógenos y neutralizar toxinas. Su eficacia ha sido aprovechada en la esterilización de entornos médicos, donde toma una importancia vital que sea un producto no tóxico al respirarlo y seguro para los tejidos humanos.El HOCl es eficaz contra una amplia gama de patógenos (virus, bacterias y esporas) debido a su capacidad de destrucción de las paredes celulares de microorganismos. Su uso en quirófanos reduce infecciones y mejora la recuperación de pacientes, que quedan prácticamente libres de este tipo de complicaciones. Actúa rápidamente, desactivando patógenos en segundos, permitiendo una desinfección eficiente entre procedimientos quirúrgicos. Es no tóxico, no irrita la piel ni vías respiratorias, reduciendo el riesgo de reacciones adversas. Tras su aplicación, se descompone en agua y sal, sin dejar residuos dañinos, contribuyendo a una práctica médica sostenible y no contaminante.

Pioneros en el uso de ácido hipocloroso

La tecnología ha hecho posible que recientemente se haya logrado estabilizar este ácido hipocloroso en una solución liquida no volátil, que la hace ideal para ser aplicada en áreas especialmente sensibles en entornos médicos. Por todo esto, CMI es la primera clínica sin internación en España en adoptar esta solución de vanguardia, de igual forma que ya lo ha hecho la Clínica Universitaria de Navarra o próximamente lo harán distintos hospitales públicos del territorio nacional.

Sistemas
Publicado por el equipo de Centro Médico Integral Moncloa

Comparte el artículo

Facebook
X
Email
WhatsApp
Pinterest

Artículos Relacionados